No, no se acaba nada, pero es un buen motivo para recopilar algunas canciones sobre el apocalipsis.

Si tuviera que elegir una para que sonara por todo el mundo mientras se desatan tormentas, tsunamis, caen meteoritos y todo se va a la mierda, sería la de Creedence Clearwater Revival. Morir con este ritmillo no tiene precio:

La que más se parece al fin del mundo es la de Muse, seguramente, que anuncia a gritos que nos vayamos todos preparando pero, además, lo pide por favor.

Porcupine Tree nos cuentan cómo está esto después del final, con una persona recorriendo lo que queda de planeta en busca de más supervivientes. En vez de eso se encuentra con unos extraterrestres y les pide que se lo lleven de allí.

También es muy inquietante el punto de vista de Radiohead, con frases inconexas sobre una edad de hielo, el fin del mundo, vivir en un búnker y estar muy loco.

Johnny Cash utiliza citas bíblicas y su voz no menos portentosa para irnos contando lo que va a pasar cuando Jesús venga por aquí a buscar a los pecadores y clavarles cosas. No sé vosotros, a mí el señor Cash me dice

And I looked and behold, a pale horse
And his name that sat on him was Death
And Hell followed with him.

Y yo voy metiéndome en un búnker.

Muy tétricos se ponen Britgh Eyes cuando el infierno viene a tragárselos:

Una bella melodía popera, ¿verdad? Trata de cómo un oficial ruso confunde 99 globos de helio con 99 bombarderos, le da al botón rojo para lanzar un ataque nuclear y nos vamos todos a la mierda.

Nadie dijo que el apocalipsis tuviera que ser el cristiano, así que Jethro Tull nos cuentan el nórdico, con sus valquirias, su Valhalla y su Ragnarok en el que todos mueren para renacer de nuevo.

A Manson le han acusado de tantas cosas que tenía que tener una canción de éstas. ¡Si él es al Anticristo! Pues aquí nos habla del último día antes de que todo se acabe.

Heaven´s Gate, unos de los inventores del power metal (sus miembros han metido mano en todos los discos de todos los grupos del género, sin excepción), se quejaban amargamente en Planet E de que todo estaba fatal.

¿Os imagináis nacer el día que se acaba el mundo? No tendrías tiempo de enterarte de nada. Y eso es lo que nos cuentan Helloween

Un Apocalipsis sin sus cuatro jinetes liándola parda no es gran cosa, ¿verdad? Metallica nos van contando cómo vienen los cuatro en sus caballos de colores a acabar con todo.

Scorpions reciben el fin con un baladón jevi de esos que quitan el hipo. Se despiden de la humanidad en cuatro idiomas, además.

Iron Maiden se han acostumbrado a canciones largas con letras muy largas y elaboradas. Su canción del fin del mundo es prácticamente un relato breve. Dos personas se ocultan un búnker para escapar del apocalipsis. Años más tarde los encuentran, muertos y abrazados. Fuera, en el mundo exterior, no ha pasado absolutamente nada y les toman por dos locos suicidas. Da lastimica, sí.

Y nos vamos con Machine Head, que se van a pasar 8 minutos y medio destruyendo el planeta en un tema lleno de destrucción, sangre, muertos y heavy metal.

Anuncios

Meta-rock

Publicado: 18 diciembre, 2012 en rock

Hay muchas canciones de rock que no hablan del amor, las mujeres y la vida, sino que se centran en la música. Son esos temas que te cuentan lo que mola ser rockero y pasarlo bien. Muchos son humnos inmortales y más vale, porque cuando salen mal se convierten en piezas bastante risibles.

Uno de los discos más vendidos de la historia del rock, el Pyromania de Def Leppard, comenzaba con una de estas canciones:

Twisted Sister lo escenificaron con numerito en el instituto, y todo, recordándonos que antes de que llegara el grunge el rock era algo divertido:

Kiss fabricaron uno de esos estribillos que pueden taladrarte el cerebro y machacarte una y otra vez toda una mañana. O mejor, una noche:

Unos años antes Dio y Blackmore le deseaban larga vida al rock, y eso es como escuchar a dios y a su profeta revelándote la verdad suprema:

AC/DC dicen que el rock no es ninguna fiesta, que es un camino duro y lleno de peligros. Pero oyendo este fiestón no lo parece:

Bajamos las revoluciones: Bon Jovi explican paso a paso qué te ocurre la primera vez que escuchas rock & roll.

Y nos vamos con los que inventaron todo esto: Led Zeppelin.

pd: hay muchas más, pero sobre todo no queríamos poner I love rock and roll. Es muy comercial xD


Hemos hablado mucho de él, pero la mayoría de la gente no sabe muy bien qué significa la etiqueta. Una primera aproximación al género parece indicarnos que consiste en hacer canciones de 14 minutos.

Para el profano esto significa una repetición continua de versos y estribillos, o sea, un horror. En realidad se trata de intentar hacer cosas diferentes: salir de los ritmos habituales y atreverse con un 7/8, por ejemplo. Incluir partes instrumentales largas, hacer discos que no traten de los temas de siempre y buscar siempre la perfección técnica (casi todos los que hacen este tipo de música son virtuosos o al menos tienen una formación musical sólida). Además, se busca la mezcla con otros géneros: se atreven con el metal, folk, jazz y cualquier otra cosa, así que al final lo progresivo es una etiqueta bastante etérea (se aplica a todos los discos de Genesis, por ejemplo, cuando muchos de ellos son pop, y no se aplica  a los últimos Blind Guardian, por melenudos)

De la wikipedia:

“…exploraron estructuras musicales extendidas que incluyeron intrincados patrones instrumentales y texturas, y a menudo temas esotéricos.”2 Además, los arreglos incorporan a menudo elementos tomados de la música clásica, el jazz y la música del mundo. Abundan las composiciones instrumentales, y las letras de las canciones se apartan de la temática habitual del rock, incluyendo reflexiones filosóficas o referencias a mundos fantásticos. Las bandas de rock progresivo realizaban a veces discos conceptuales que desarrollaban un único concepto

Ahora vamos a la parte práctica. Esto no es lo mejor, ni lo más exitoso, ni siquiera lo que más nos gusta, pero es un recorrido para que cualquiera pueda saber si esto es lo suyo o no.

Se supone que el género lo inauguran King Crimson en 1969 con esta canción (aunque haya cosas parecidas en otros lados: las letras de Dylan, el Sgt. Pepper, Frank Zappa…)

Camel – Lady Fantasy

Genesis – Supper´s Ready

Emerson, Lake & Palmer – Tarkus

Muchas de estas bandas se reconvirtieron a la música ochentera y lo progresivo pasó un período de barbecho. Canciones cortas, mucho teclado, producción sobrecargada y muy poco de experimentación. El sonido era era casi popero y el mayor supergrupo jamás visto, Asia, hacía esto. Que mola, sí, pero no es lo mismo.

A partir de los 90 aparecen bandas que mezclan con bastante éxito lo progresivo con lo heavy:

Dream Theater – Pull me under

Incluso con lo más extremo del heavy:

Opeth – Demon of the Fall

Y a la vez hay últimamente un resurgir del progresivo más clásico.

Porcupine Tree – Trains:

Beardfish – Sleeping in Traffic

En España muy pocos grupos del género consiguieron tener una mínima repercusión. Sí hubo una cierta escena progresiva catalana, con Fusioon, por ejemplo, y los andaluces Triana figuran como los progresivos españoles por excelencia, fusionando el estilo con el flamenco. También ocurrió que no supimos ponerle la etiqueta a propuestas que hoy nos parecen obvias: Ñu y Asfalto:

Tras este pequeño recorrido seguro que ya sabéis si esto os gusta, ¿verdad?


Baroness pertenecen a un movimiento para el que ya se han quedado cortas las etiquetas. Su primer disco, llamado simplemente Red Album por el color dominante en la portada, fue comparado con Mastodon y les metieron en el mismo bloque aunque su mayor parecido son los tatuajes. Según gustos, parece que dio en llamarse progressive-sludge metal. ¿Eso qué es? Nada. Un nombre idiota.

Quien escuche por primera vez su nuevo lanzamiento, Yellow and Green, se sorprenderá porque aquí no hay apenas rastro de ese primer disco. Las guitarras se han tranquilizado, las voces son limpias y los pasajes instrumentales más cortos. Es decir: es una colección de canciones más tradicionales, en torno a los 4-5 minutos. La experimentación está en la variedad que han sabido conseguir. A ratos suena a Foo Fighters, a Queens of the Stone Age y, si queda espacio, a algo de americana. Son dos discos y no suman casi una hora de música, pero el viaje sonoro es tan intenso que es mejor catarlo con moderación.

Del Yellow, que es algo más cañero, hemos escogido Sea Lungs, que no es el single y tampoco es especialmente representativo del sonido general del disco, pero tiene un riff legendario y una letra que puede ayudaros a entender de qué va esto: un hombre, perdido en el mar, escucha la voz del agua aconsejándole que se lance a las profundidades y se deje morir.

I can’t breathe
Nor can I see the sun
It’s so cold in here
Where did I go so wrong?

All these days
I’ve sail’d cross these wicked seas
And I have petitioned the deep
For water to keep me clean

When my ship comes in
I’ll find a way to breathe again

“Breathe in deep
Let the sea fill your lungs
Its better to brace for death
Than die for a promised land”

“Why so sad?
Your tears are no match for mine
I am eternal sea
And you are a drowning man”

When my ship comes in
I’ll find a way to breathe again

When my ship comes in
I’ll find a way to breathe again

When my ship comes in
I’ll find a way to breathe again

Keane – Sovereign Light Café (2012)

Publicado: 18 julio, 2012 en popitas
Etiquetas:, ,

Hay grupos que se resisten a la etiqueta one hit wonder. Keane tuvieron la suerte de que su hit fue un disco completo, Hopes and Fears, (2004). Desde ahí su éxito se ha quedado casi exclusivamente en las islas, donde están en el mismo altar, más o menos, que The Beatles, Oasis y Radiohead. 

Para el resto del mundo, Keane dejaron de existir cuando su cantante, Tim Rice-Oxley ingresó en una clínica de desintoxicación tras el éxito inesperado del disco y las drogas subsiguientes.

El Sovereign Light Café, en Bexhill-on-Sea

De su cuarto álbum, estreno fulgurante en las listas de Inglaterra, han sacado como single la que seguramente sea la mejor canción que han hecho en su vida. Un tema que habla de recuerdos de otra época: un verano, o muchos veranos, pasados a la orilla del mar, tomando algo en un café y descubriendo la vida. Descubriendo que esas personas algún día ya no serán tusd amigos, que esa chica te va a arrancar el corazón (I didn’t know I was finding out how I’d be torn from you) o las muy distintas maneras en que todo puede ser una mierda. Es una canción triste porque te recuerda que antes eras más feliz.

El café, por cierto, existe. Está en Bexhill-on-Sea, en Sussex, frente al faro Sovereign, del que toma su nombre. No sabemos si los dueños del garito se llevan parte del dinero…

I’m going back to a time when we owned this town
Down Powdermill lane in the battlegrounds
We were friends and lovers and clueless clowns

I didn’t know I was finding out how I’d be torn from you
When we talked about things we were gonna do
We were wide-eyed dreamers and wiser too

We’d go down to the rides on east parade,
By the lights of the palace arcade
And watch night coming down on the Sovereign Light Café

I’m begging you for some sign,
But you’ve still got nothing to say
Don’t turn your back on me, don’t walk away
I’m a better man now than I was that day.

Let’s go down to the rides on east parade,
By the lights of the palace arcade
And watch night coming down on the Sovereign Light Café

Let’s go down to the bandstand on the pier
Watch the drunks and the lovers appear
To take turns as the stars of the Sovereign Light Café

I wheel my bike off the train,
Up the North Trade Road,
And look for you on Marley Lane
In every building, in every street side
Oh, why did we ever go so far from home?

Well, you got nothing to hide,
You can’t change who you really are,
You can get a big house and a faster car
You can run away, boy, but you won’t go far.

Let’s go down to the rides on east parade,
By the lights of the palace arcade
And watch night coming down on the Sovereign Light Café

Let’s go down to the bandstand on the pier
Watch the drunks and the lovers appear
To take turns as the stars of the Sovereign Light Café

Sha la la la la la la la ay, yeah,
I’m going where the people know my name

Canciones para una ruptura

Publicado: 19 junio, 2012 en rock

A veces pasa. Por el número de canciones apropiadas, bastante a menudo…

Pearl Jam – Black

Ideal para cortarse las venas, Black incluye la legendaria frase “sé que un día llevarás una vida preciosa, sé que serás una estrella en el cielo de otra persona, pero ¿por qué no puede ser el mío?”

Smshing Pumpkins – Soma

“No quiero perderte otra vez, no quiero ser tu amigo”. Aquí Billy nos compara el amor con una droga. Te obligan a dejarla, claro, y tú no quieres.

Pantera – This Love

Porque no todo es tristeza, claro. También está la fase de furia. Y eso a Pantera se le da estupendamente. “You killed this love”. Le falta gritar “puta”, solo.

Love of Lesbian – 1999

Otro tipo de ruptura: en la que ambos acaban tan cansados de todo que solamente quieren que pase el tiempo, a ver si se pasa.”Putas ganas de seguir el show”

Rolling Stones – Out of Tears

En Voodoo Lounge (1994) se escondía una de las canciones más desgarradoras de Jagger y sus amigos. Treinta años antes habría sido un clásico. “No lloraré cuando te vayas, no tengo lágrimas”.

Blackmore´s Night – Now and Then

Blackmore coge a Bach y su mujer canta por encima. Brutal. “Puede que piense en ti de vez en cuando…”

Karen Elson – Cruel Summer

Cuando te dejan por otra persona también te lo puedes tomar con humor. En este caso fue porque la otra tenía el pelo negro. Cada cual se consuela como puede :b

Alter Bridge – Wonderful Life

Sólo ellos, expertos en el baladón metalero del siglo XXI, podían hacer una canción así de triste con un título así de feliz.

Dream Theater – Beneath the Surface

Aquí nos cuentan lo que pasa en ese momento preciso en el que te das cuenta de que ya… no te importa. Ala, lo has superado.

Bon Jovi – Bitter Wine

Ésta no es la típica balada de Bon Jovi. En ésta recuerda con añoranza su primer mamada. Oye, no todo va a ser recordar los malos momentos.

Platero y tú – Si tú te vas

Otra forma de tomárselo es así, con filosofía…

Metallica – Die, my darling

Y lo dejamos con la versión más radical, que no rec0mendamos en absoluto…

Fusioon – Ebusus (1975)

Publicado: 6 junio, 2012 en progresivo
Etiquetas:, ,

Fusioon – Minorisa

¿Rock progresivo en España? ¿Seguro que eso existe? Pues resulta que sí. O al menos existió, con una calidad que no tenía nada que envidiar a bandas venidas de Canterbury, por ejemplo. En un panorama que hoy dominan bailarinas medio analfabetas que sólo saben enseñar carne, algo así sorprende. Sobre todo porque, además, en los setenta el panorama no era mucho mejor.

Fusioon se dieron a conocer en 1971 en el Primer festival de Música progresiva de Granollers (ignoramos si hubo más, esperamos que sí). Dos años más tarde sacaban un disco homónimo en el que se incluían versiones de “La danza del molinero”, de Manuel de Falla, y “Negra sombra”, de Rosalía de Castro. Se atrevían con todo: suites de veinte minutos, arreglos orquestales, versiones de Bach… aderezado con una maestría instrumental a la que solamente una pequeña parte del público estaba acostumbrado.

Si conseguís encontrar a alguien que conozca a Fusioon seguramente os recomendará su tercer disco, Minorisa (1975), formado por tres suites de larga duración: “Ebusus”, “Minorisa” y “Llaves del subconsciente”. Fue su último trabajo antes de su final como banda. Sus miembros, eso sí, han seguido unidos a la música. Martí Brunet es un nombre ligado a la música electrónica, Santi Arisa formó la banda progresiva Pegasus y Manel Camp se dedicó al jazz, formando pequeños grupos en los que coincidiría de nuevo con Arisa. Han colaborado como músicos de sesión y de directo con grandes figuras de la música catalana, aunque deberían ser recordados por esto: