Héroes del Silencio – En los Brazos de la Fiebre (1995)

Publicado: 14 abril, 2010 en rock
Etiquetas:, ,

Una de las más importantes bandas de rock patrio que surgieron por los ochenta fue la formada por Joaquín Cardiel (bajo), Juan Valdivia (guitarra), Pedro Andreu (batería) y Enrique Ortiz de Landázuri (para los amigos, Enrique Bunbury a las voces y guitarras). A partir del disco El Espíritu del Vino, contaron con otro guitarra, Alan Boguslavsky (es mexicano, aunque cualquiera lo diría).

A pesar de su enorme peso y relevancia, su discografía es especialmente corta – solamente cuatro discos de estudio – lo que no quita para que hoy en día sigan dando vueltas y más vueltas a sus temas con recopilatorios y ediciones especiales.

El éxito mundial les vino con el disco Senderos de Traición, con temazos como Maldito Duende, Entre Dos Tierras, Hechizo u Oración, contando con la producción de Phil Manzanera (ex Roxy Music y Quiet Sun).

La canción de hoy estaba dentro de su último disco, Avalancha, de 1995, y para mí es una de las mejores canciones del rock español de la historia. Aun habiéndola escuchado cien veces, me sigue poniendo los pelos de punta. El significado de la letra…simplemente Héroes.

Pongo un video que no es el videoclip oficial, pero que podía haberlo sido. Eso sí, el directo de la última gira no lo pongo porque Juan Valdivia no sé que estaba pensando cuando la tocaba, pero la destroza.

Con los brazos de la fiebre

que aún abarcan mi frente

lo he pensado mejor.

Y desataré las serpientes de la vanidad.

el paraíso es escuchar,

el miedo es un ladrón

al que no guardo rencor

y el dolor es un ensayo de la muerte.

En la piel de una gota

mis alas volvieron rotas.

Y entre otras cosas

ya no escriven con tinta de luz.

El paraíso deviene en infierno

y luego se quema.

Y sin que nadie se mueva,

¿quién lo arregla?

Gestado en mis escombros

de pastoso paladar

el disparate del caos

me derroto con palabras de alabanza.

En la piel de una gota

mis alas volvieron rotas

y entre otras cosas

ya no escriven con tinta de luz.

El paraíso deviene en infierno y

luego se quema.

Y sin que nadie se mueva,

¿quién lo arregla?

comentarios
  1. elena dice:

    Es mi canción de volver a casa a las tantas!!!!

    Una joya escondida..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s